Uncategorized

Año nuevo, propósitos y precios nuevos.

This is Mexico, bitches. El país con mayor cantidad de lubricante psicológico para lidiar con el fisting fiscal. Una maravillosa forma de recibir el año.

Pero ¿qué importa? Recuerden que YOLO.

Hoy todo el mundo está medio muerto, pagando los excesos de ayer. Y me equivoqué al decir que el 1 de enero sabe como a lunes en miércoles. Es más bien como domingo, un día soso, caluroso (al menos en la ciudad donde vivo hace calor y supuestamente es invierno), que parece no terminar y a la mañana siguiente te abofetea la realidad y la rutina.

Es año nuevo, y parte de la realidad del rápido e inexorable paso del naciente año, es que hay que llevar a cabo todas las tonterías que dijimos ayer. Si, la mayoría son cosas muy vanas y poco realistas. Rara vez hago propósitos de año nuevo y menos común es que realice esos propósitos, por ello ya no digo que bajaré de peso, o que llevaré una vida más sana. Pero según mis observaciones, mucha gente se propone hacer las mismas cosas entre si, cada año:

1.- Bajar de peso

2.- Ahorrar

3.- Pagar deudas/no endeudarse

4.- Conseguir un nuevo empleo

5.- Llevar una vida sana

6.- Mejorar las relaciones

7.- Encontrar pareja.

 

B u l l s h i t .

 

En general, deseo para y con la humanidad las siguientes cosas:

1.- Dejar de creer que haciendo estupideces vas a atraer la fortuna a tu vida.

2.- Erradicar el autolike.

3.- Entender que estar “solo” no es malo. De hecho es bastante bueno, fomenta el autoconocimiento.

4.- Leer más. Revistas, libros, periódico, tuits, blogs. Pero no sólo leer, sino comprender. 

Estoy segura que hasta el TV notas cuenta con un corrector de estilo. Por muy “popular” que sea su mercado, deben escribir bien. Debido a eso, no me explico porque aun hay tanta gente haciendo uso de mensajes de texto (sms, e-mails, whatsapps, comments, etc.) con una ortografía tan pobre. No es lo mismo un acento perdido o una coma, que un “ke honda como as estado saludoz a la familia vezos y avrasos”. D:

5.- Ser más curioso. La curiosidad aumenta la imaginación y la imaginación ha creado todo (el debate si Dios creó la imaginación o la imaginación a Dios, es otro asunto).

6.- Dejar asuntos personales y/o familiares lejos de las redes sociales. A muchos nos importa muy poco cuánto aman a sus hijos o cuánto extrañan a sus abuelos, y no por falta de sensibilidad, sino porque simplemente… no nos interesa.

7.- Probar cosas nuevas. De todo tipo.

8.-Rehabilitarse del síndrome del attention whore.

 

Aunque si al mundo le importa un rabo mi lista de deseos, la buena noticia es que, al menos en México sus deseos de ser delgado, saludable y ahorrativo se pueden llevar a cabo con éxito. 

Nuevos impuestos que pueden ayudar a ser delgado y saludable:

-Pan dulce y alimentos con alto contenido calórico, un aumento de 8%. Menos carbohidratos, más vida saludable.

-1 peso más por litro de refrescos y bebidas azucaradas. A tomar mucha agua, pero en cantimplora porque en estos tiempos “eco friendly” es pecado comprar botellas plásticas, y reutilizarlas por largos periodos es un atentado contra la salud.

-Aumento del 16% al chicle. Ni modo, tendrán que lavarse los dientes más seguido, comer menos o en su defecto masticar otra cosa.

-Del 26.5% al 53% de aumento en bebidas embriagantes (dependiendo la graduación alcohólica). Menos pancita chelera, menos mala copa, y menos desquiciados muertos o encarcelados por manejar ebrios. 

-16% más al transporte público (añadir el ya clásico gasolinazo de inicio de año, de cada año -en este caso 9 centavos más por litro-).

En esto nos podemos poner muy creativos para hacernos de piernas asesinas, podemos simplemente caminar, ir en bicicleta, patín del diablo, patines, patineta. Imaginen el nivel de coolness que nos dará llegar a la oficina/escuela sobre ruedas y aparte ponerte bien sexy. Es ganar-ganar.

Entonces, como ya todo lo rico de la vida estará más caro, podemos ahorrarnos mucho dinero, el cual podemos usar en cosas realmente importantes. Ahora que seremos fitness y haremos mucho ejercicio (involuntario quizás), el chocolate no nos hará falta, pues el ejercicio produce endorfinas, esas que nos hacen felices y depuran la depresión de nuestro cuerpo.

Hagamos ejercicio, necesitamos cosechar mucha felicidad ante lo negro que se vislumbra el horizonte del 2014. O seamos pobres y obesos, da igual.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s