Cultura, Mexicanidades, Uncategorized

Que la política no te arruine la mexicanidad…

viva-mexico-cabrones

Es un clásico siempre quejarse de lo puteado que tenemos al país, de lo asqueroso del sistema político, judicial, de salud, etc. y en todos diré que tienen repleto el enojo e indignación de pesarosa razón. Nuestro país está del catre, pero, como en toda relación que deba rescatarse, hemos de buscarle lo bueno, porque no nos queda de otra, como esposa de los años 50 viviendo en la Ley de Herodes: “te chingas, o te jodes”.

No creo hacer un cambio por mencionar la descomunal cantidad de problemas por los que atraviesa nuestra república actualmente. Todos los conocemos desde el principio de los tiempos. Pero lo que a mí me conquista de México es su forma de ser. Ya saben, eso de hacer fiesta casi por todo, la constante vuelta hilarante ante situaciones penosas, el absurdo, las reglas no escritas de convivencia cotidiana y ese je ne sais quoi que atrapa a propios y extraños.

Sin embargo, nunca nos faltarán los revolucionarios de escritorio. Su intención no es mala, en lo absoluto, pero ¿es de ayuda? Mi punto alude a la sensibilidad del receptor de dichos mensajes. Hace aproximadamente un año, la dolorosa situación de Ayotzinapa estaba en boca de todos y en cada pecho mexicano había luto. Hoy, a pesar de que sigue siendo un tema sumamente delicado, puede decirse que nos hemos viciado y ya no produce el mismo efecto.

Ellos y todos los caídos, víctimas de un sistema corrupto y decadente, son por quienes diario, desde que el primer rayo de sol ilumina nuestra frente, hay que continuar. Los que perecieron en manos del brazo armado del gobierno defendiendo un ideal en beneficio del país, son el motivo por el cual debemos alzar la cara y ser verdaderos mexicanos, no el promedio que sólo se enorgullece de serlo cuando gana La Selección.

No grites ¡Viva México! en vano. Cada vez que te enojes con el sistema político, recuerda que hay conceptos maravillosos llamados folklore, cultura, tradiciones e identidad. Esos que aun nos caracterizan y que no se deben perder a pesar de la oscuridad que acecha a nuestra nación en fechas recientes. Teniendo en cuenta esto, es más fácil restaurar el amor por la tierra que nos vio nacer y ese amor puede hacer cosas grandes en conjunto.

Sé que es frustrante atestiguar que personas como Carmen Salinas o Cuauhtémoc Blanco estén siendo partícipes de la gran comedia que es la política mexicana, que lejos de causar gracia, es prueba inequívoca de la rápida degradación del concepto de política, llegando a niveles célebres de estupidez.

Pero precisamente por eso no hay que quitar el dedo del renglón. Recuerda que también existen Kumamotos que pueden redimir la forma de hacer política, del pueblo para el pueblo. Quizás si tu algún día buscas la oportunidad de hacer que tu voz sea escuchada y seguida, no todo está perdido, afortunadamente los formatos y las mentalidades cambian.

Hay que mantenernos positivos, el país siempre ha estado de la chingada, pero vivir aquí es a toda madre. Si puedes viajar por el mundo hazlo, para que de esa forma sepas cuánto amor puedes tener por un lugar con todo lo bueno y lo malo que posee. Porque como México no hay dos, señores… ¡VIVA MÉXICO CABRONES!


Si te gustó la entrada, te invito a que la compartas y te unas a mis redes sociales.

Modern Fairy TalesLSDelfina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s