Cultura, internet, Pop, Sabiduría, siglo XXI, Uncategorized

Adiós 2015, bye bye bye bye.

chabelo2015

Lectores, amigos, curiosos y personas que por accidente llegaron a este humilde blog, ¡logramos completar una vuelta más alrededor del sol! El 2015 está a escasas horas de chupar faros y como siempre desde que escribo en este espacio, no tengo más que hacer el día de hoy que ponerme cursi por la fecha, como todos. Quien lo niegue es un pelmazo ridículo, todos somos unos cursis de nochevieja closeteros.

Ay 2015, ¡no sabes cuánto no te voy a echar de menos! No te lo tomes personal, en general fuiste un año muy positivo, fructífero, con altas dosis de baños de realidad, madurez y conciencia. Al principio no tienes idea de cómo te odié, empezamos mal, pero recuperamos el camino y terminé por tomarte como un año de enseñanzas, un peso en mis tobillos para que nunca despegue los pies de la tierra y pueda así pisar firmemente donde sea que me dirija. Gracias, pero es momento de decir adiós, ya no soy de las personas que se aferran al pasado, sólo tomo lo que me sirve para continuar y lo dejo ir. Te deseo lo mejor. Porque la memoria colectiva nunca te olvide, esta noche brindaré por ti.

Pero, ¿fue el 2015 un buen año para todos? Lo dudo, en general creo que estuvo bastante jodido. Yo me siento agradecida porque lo tengo todo, pero, quien todo lo perdió, seguramente se está cagando en Dios en este preciso momento. La situación a nivel global es turbia y promete ponerse peor. Sin embargo, nunca pierdo la esperanza de que algún día las cosas mejoren, por eso siempre quiero comprar la paz mundial en la vending machine de la oficina. Infortunadamente aun no la surten al menudeo, pero lo seguiré intentando.

Ustedes no tienen idea de lo importante que es para mi tener este blog. Sé que no siempre escribo cosas padres, a veces mis entradas son súper a huevo y hay ocasiones en las que ni siquiera me paseo por aquí en largos periodos. Pero cuando lo hago, cuando un tema que me genera clic llega a mi mente y lo puedo desarrollar en un texto, es como si tomara dos dosis de Paracetamol con café. Me emociono mucho y más cuando veo que genera tráfico. La primera vez que escribí aquí me moría de pena, no quería que nadie viera mis entradas porque quizás eran muy estúpidas o mi forma de escribir estaba muy chafa. Hoy, dos años después de aventarme a hacerlo, he logrado cosas importantes gracias a mi amado blog. Agradezco a mis fieles lectores por apreciar lo que aquí se plasma y les prometo un 2016 recargado.

Es difícil creer que una persona como yo, una pesimista empedernida que se oculta bajo la nube más negra del realismo, se encuentre feliz hoy. Casi siempre veo las cosas desde el filtro más oscuro de la vida, pero tengo mis ratos en que sólo dejo ser a la vibra y la paso bien, a pesar de que a mis 25 años me siento muy mayor y jodida, de que Chabelo ya se fue al carajo junto con la señal analógica, de que mi vida personal dio un giro muy extraño y de que este año también envenenaran a uno de mis gatos, estoy feliz. Este 2016 tenemos exquisitos 366 días para hacerla de a pedo, mis amigos, ¿se animan?

Mis deseos para la humanidad en este 2016:

  • Un internet muy rápido para ver cantidades industriales de… ¡Netflix! O porno, mucho porno.
  • Que no se caiga el WhatsApp para que nos sigamos friendo las neuronas cada vez que nos dejan en Visto √√.
  • Que por más adictos a la tecnología que estemos, no perdamos la oportunidad de disfrutar los momentos orgánicos, como una chela bien fría, noche estrellada, el viento en nuestras caras, un cálido beso o simplemente el silencio.
  • Que todos tengan empleo, pues los vicios no se pagan solos.
  • ¡CANTIDAD INGENTE DE ENCUENTROS SEXUALES! 
  • Menos gente hija de puta y más dinero para escuelas públicas.
  • Que nuestras madres sean eternas.
  • Por fin logremos ser independientes. Ajústalo a tu vida como mejor te convenga.
  • Siempre estar en contacto con tus amigos, esos que te conocen en luz y oscuridad.
  • ¡Nuevos amigos!
  • Mejores relaciones familiares, uno nunca sabe cuando necesitará que alguien le limpie el trasero.
  • Amantes todoterreno de alta duración.
  • Que alguno de tus sueños locos se haga realidad.
  • Más música padre.
  • Más memes.
  • Más viajes.
  • Más charlas con extraños.
  • Más citas.
  • Más besos.
  • Más enamoramientos.
  • Mucho más amor. Es lo que el mundo necesita carajo, toneladas de amor.
  • ¡Modern Fairy Tales!

Que esta noche se pongan muy pedos y empiecen el año como debe ser, ¡crudos, ebrios, solos y devastados! Ya la primer semana de enero nos reponemos, hoy hay que pasarla bomba. Muchas gracias 2015, ¡ahora llégale!


Si te gustó la entrada, te invito a que la compartas y te unas a mis redes sociales.

Modern Fairy TalesLSDelfina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s