Uncategorized

Desde el séptimo.

No pensé escribir en mucho tiempo, las ganas se me habían escapado por la coladera, junto con el todo el lodo de la gran avalanche de eventos, que si bien no fueron infortunados, tampoco ayudaban a mi inspiración.

Cambios constantes y vertiginosos, vs. mis ganas constantes de huír de lo habitual y la vida que se empeña a dejarme avanzar uno a uno. Hoy escribo desde el séptimo piso, sigo viendo el mar, pero ya no soy la misma. De hecho nadie lo es, nunca.

En este break conocí muchas personas y tuve experiencias invalubles, que sin lugar a dudas me han enseñado importantes lecciones que jamás olvidaré. Pero neta, vida de mis amores, ya no. Para tantito que no tengo prisa de volverme sabía tan pronto.

Esta es una etapa de transición, de cerrar y abrir, de sanar y renacer. No tendría por qué escribirlo, sin embargo creo que es importante también admitir que la vida es una perra cruel a la cual hay que apalear para no salir tan espinado.

Me ha quitado lo que me estorba y sigo esperando me de lo que merezco, además de las constantes madrizas que sí, me he ganado a pulso. Espero que quien lea esto no piense en una dramática de mierda, sólo soy una especie de blogger con crisis, cuyos borradores siguen en cola porque mi toque anda de vacaciones.

Pero volveré, espero pronto porque extraño compartir con mis lectores las cosas raras y graciosas que se cruzan por mi mente de vez en cuando.

¡Nos leemos pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s