Ciencias informales, Cultura, Uncategorized

Pink power Barbie.

barbie

“Barbie podrá ser gringa, rubia, fresa, plástica, pero nunca una estrella del porno…”

Es hora de hacerle justicia rosa a Barbie, la plástica e icónica muñeca que marcó a generaciones de infantes que hemos dedicado horas brindándole identidad humana a 206 gr. de plástico listos para darle forma a nuestra imaginación. A pesar de su platinada cabellera y su polémica figura, los logros que ha cosechado la casi sexagenaria Barbara Millicent Roberts han sido cuantiosos.

Analicemos por qué lo digo:

  • A pesar de ser una chica de los 50s, hizo a un lado la idea del matrimonio.
  • …y no precisamente porque no fuera un partidazo, pues es guapa, rica e inteligente.
  • Muy a pesar de las opiniones de la sociedad, se embarazó. Puede que de su novio de toda la vida, el famoso Ken o de algún otro ejemplar masculino del universo Barbie.
  • Lleva una excelente relación con sus hermanas.
  • No importa qué tan frágil parezca o qué tan rubio sea su cabello, al son que le toquen baila.
  • Tiene un impecable gusto por la moda y es una digna representante de cada una de las tendencias.
  • Con 58 años, ha logrado ejercer un aproximado de 150 oficios, dentro de los que destacan médico, cantante, bailarina, maestra, fotógrafa, astronauta, abogada, gimnasta, entre muchas otras.
  • Y en todas es una estrella.
  • Para semejante edad, luce bastante bien conservada. Uno de los beneficios de que el plástico no ceda ante la gravedad de los años.

Desde su lanzamiento Barbie ha sido objeto de muchos niños y de muchas críticas. Por la figura, por los valores que inculca en los más jóvenes, porque es blanca, porque es irreal…. Lo cierto es que Barbie va mucho más allá de lo obvio. Es inevitable que aquello que pueda levantar ampollas sea lo que salte a la opinión primero, pero existimos personas perfectamente funcionales a quienes Barbie no nos causó traumas ni obsesiones, al contrario.

Para mí Barbie representa más que solo un juego. Obviamente de niña no lo veía así, pero Barbie es la capacidad interpretada por el plástico, es lo que tú quieres que sea, porque tiene la capacidad de hacerlo y bien. Puede pasar de ser dentista a prostituta si así lo deseas y con un buen corte de cabello dejar su identidad sexual femenina para ser la amante sustituta por si en el juguetero faltaba un Ken, o en caso de que fueran Barbies exigentes, un Max Steel.

Elle Woods pasó de ser la chica trofeo a ser una brillante abogada. Pero Barbie, es la única, original y legalmente rubia que es brillante haciendo lo que nuestra imaginación le venga en gana. El rosa no es de niñas, el rosa es de poder.


Si te gustó la entrada, te invito a que la compartas y te unas a mis redes sociales.

Modern Fairy TalesLSDelfina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s