Uncategorized

Inexactitudes.

Estaba fumando antes de proponerme a dormir (aunque en realidad no tengo sueño) cuando de pronto recordé lo mucho que detesto esas frases populares genéricas sobre las relaciones humanas, especialmente cuatro de las más conocidas, donde por supuesto, incluyo la que inspiró el íntimo momento con mi moribundo cigarro:

“Un clavo siempre saca a otro clavo”: Para cualquiera que tenga dos gramos de materia gris está claro que es físicamente imposible, a menos que se consideren los siguientes factores:

  • El clavo esté clavado en un sustrato de una anchura menor y más débil.
  • El hoyo esté mucho más ancho que la cabeza del clavo.
  • El clavo por algún atípico motivo haya perdido la cabeza.
  • El clavo “sacador” sea en realidad un cincel.

Pero lo que más me intriga, es por qué querer sacar un clavo. Esté ahí o no, va a dejar marca. Aunque se resane, en caso de haberlo sacado… con otro clavo o lo que sea, ya habrá perforado la superficie y esta nunca quedará igual.

“Donde hubo fuego, cenizas quedan”: Las cenizas no encienden. Para que una hoguera prenda, aun así esté rodeada de ceniza, tiene que haber aunque sea un leño potencialmente ardiente, combustible y comburente. Si hay fuego entre dos seres, es porque existe ese leño y porque de alguna forma, la llama que mantenía esa hoguera se mantuvo encendida a pesar de los chubascos y el aire. Ni en la física ni en el amor hay combustiones espontáneas, mucho menos si se espera sean producto de la ceniza, porque es sencillamente imposible.

“En la guerra y en el amor, todo se vale”: No. El amor es demasiado complejo para nuestra condición de simios con internet y la guerra una vulgaridad inventada por los mismos simios. La guerra es cruda violencia y el amor, solo debe ser violento cuando sacude nuestras vidas con el propósito de causar algo más que lo corriente. Trucos, trampas y artimañas, son demasiada complicación para el simple efecto de amar. Si algo tan puro como los sentimientos tienen que forzarse, entonces alguien tendrá que volver a evaluar su vida y sus prioridades.

“Si amas a alguien, déjalo libre, si regresa es tuyo, sino, nunca lo fue”: Si amas a alguien, ámalo y ya. No esperes que se quede o si se va, que regrese. El único amor del que una persona puede estar segura, es del que siente por sí misma y del que puede sentir por alguien más. Es todo de lo que se debe preocupar. A lo largo del camino, encontraremos muchas personas que se pueden volver importantes, pero en algún momento, tarde o temprano, todas se irán. Todos somos viajeros de paso, pero no por ello no tomamos las mejores memorias para llevarlas tan lejos donde la vida nos aviente. Siente hoy, mañana, nadie sabe.

Me quedó la boca amarga y los mosquitos me devoraron las piernas. Pensé en todo lo que ha sido importante y lo que ya no, pero más que nada pienso en lo efímero de la vida y las formas tan ordinarias que tenemos para intentar asegurar una hipotética estabilidad basada en otros. Una corriente estancada se pudre o se evapora. Somos más que dichos vulgares e inexactos.

1 comentario en “Inexactitudes.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s