Uncategorized

A recoger el cagadero, antes de la próxima fiesta

Qué experiencia más agridulce el sumergirse en las fotos y los recuerdos de un pasado no tan lejano, digo lo veo cercano todavía porque siento que no fue hace tanto tiempo, pero lo recuerdo desde hace prácticamente la mitad de mis años. No es que estuviera negada a echar un vistazo por ese rincón de datos escondidos en las profundidades de un disco duro que dejé hace muchos años guardado en un cajón, sino porque simplemente la vida siguió, me fui de casa de mis padres y eventualmente me fui haciendo de nuevas fotos y recuerdos en mi cotidianidad más temprana.

No voy a decir que lo extraño porque la verdad, la vida de estudiante/profesionista en ciernes, sí es divertida pero también muy pendeja y sobre todo muy pobre, pero tampoco la vida de joven adulto medio estable es miel sobre hojuelas, especialmente porque a estas alturas de la vida, ya sabes que comer mucha miel sobre muchas hojuelas, es el camino al éxito de la diabetes y todo lo que le sigue –por decir lo menos–. ¿A dónde se fue toda esa emoción, toda esa energía, esas ganas de comerme el mundo a bocados grandes hasta vomitar?

Bueno, más pronto que tarde entendí que todo exceso –literal y figurativo– es malo. Y como ya ando cerca de cumplir los tan esperados 30 años, voy a aventarme una lista de aprendizajes en los últimos 15. Y sí, yo sí soy de esas personas que aman cumplir años y además, soy de esas mujeres que no le temen al número ni les da pena decir en voz alta su edad porque la verdad, he tenido una vida muy divertida y planeo que siga siendo así, pase lo que pase. No la repetiría porque, ¡qué pinche hueva! Pero ha sido una gran vida, a mi manera dentro de las posibilidades.

  • Los excesos son malos, TODOS. El colesterol, la diabetes y el sobrepeso son cosas serias
  • La escuela es un simulador de la vida real, pero como todo simulador, tiene un margen de error que nos puede sorprender a muchos, de formas bien inesperadas
  • Un día vas a dejar de frecuentar por periodos prolongados al 90% de tus amigos, ya sea porque se van a ir a otra ciudad, porque se casaron o porque simplemente sus nuevas responsabilidades no dan chance de ponerse al día
  • Hacer ejercicio se hace cada vez más una necesidad que un capricho para la estética corporal
  • Te vas a chingar la espalda y la rodilla, no importa cuando leas esto
  • Buena parte de tus ideales se van a ir por la ventana cuando veas de qué va la vida
  • Pero para sentirte menos culpable, vas a comprar muchas cosas innecesarias, pero que te van a hacer muy feliz
  • No hay amor como el primer amor: intenso, ridículo, inmaduro, novedoso, limítrofe y –casi siempre– finito.
  • Con el tiempo, uno toma mejores decisiones sobre como darse en la madre (aplica para el alcohol, el amor y muchas cosas)
  • La popularidad es efímera. Casi todas las personas que te acompañan en este viaje, se quedan en el camino tomando sus propios rumbos. Posiblemente, a la mayoría no te las vas a volver a cruzar.
  • Un día te verás en retrospectiva y te vas a desconocer. La esencia permanece, pero las decisiones que tomamos todos los días, nos alejan, un poco cada vez, de esas personas que fuimos ayer.
  • El dolor es una constante, emocional o físico. No importa cuando leas esto
  • Pero también vas a tener muchas satisfacciones, incluso de las mismas cosas que no te gustan
  • Rentar un buen sitio para vivir es EL reto cuando recién te sales del nido. Muchos son inhabitables, otros son demasiado caros y quizás te toque compartir vivienda con gente desagradable en algún punto del proceso
  • Pero también es posible que llegues a compartir con gente increíble que se vuelva parte de tu vida, incluso cuando tomen caminos separados
  • Los problemas de tu familia, son de tu familia, no tuyos. Afectan, sí, pero están fuera de ti
  • Siempre va a haber alguien mejor que tú en todo, así como tú eres mejor que muchos otros
  • El dinero compra muchas cosas, menos lo que verdaderamente importa
  • Pero sabemos que no somos los seres más iluminados del Nirvana, así que cómprate esos zapatos, esa bolsa, esa consola que tanto quieres. Para eso trabajas, ¿no? La vida es muy corta para quedarse con las ganas
  • Igual aplica para experiencias y viajes. Cuando se termine –o llegue a mejor puerto– todo el tema de la pandemia, corre a hacer todo eso que tenías ganas pero no te atrevías. Clases de baile, irte un mes a Europa o a una granja menonita, decirle hola al que te gusta, ¡qué sé yo!
  • El conocimiento es poder y estos no son tiempos de tirarse a la comodidad, porque la corriente se lleva al que menos carga de habilidades tiene
  • Tus padres no van a ser eternos, así que lima cualquier aspereza existente y disfrútalos mientras los tengas
  • Prueba todo lo que se te antoje, pero no te enganches (sean sustancias o personas, ambos en exceso son nocivos, incluso letales)
  • Muchas personas buscarán sacarte ventaja solo porque sí, estate preparado y sácales la vuelta.
  • Aunque no lo creas ni lo sospeches, habrá quien te envidie y te odie. Hazle caso a tu yo reptil, ese vato ya se dio cuenta, fue y regresó.
  • Sé agradecido, hasta con los que te ponen el pie. De todo se aprenden lecciones
  • Pero no seas pendejo, el exceso de amabilidad la gente culera lo interpreta como debilidad. Ojo ahí
  • Entiende que no todos van a estar de acuerdo contigo en todo y viceversa. Respeta y sigue con tu vida
  • Celebra hasta el día más nefasto. Pudiste despertar, ¿sabes cuántos querían y ya no pudieron?
  • No consumas nada que recomiende un influencer. Esa gente vive del morbo que generan, su ego y lo que les pagan las marcas
  • Come más verduras que frutas (tienen más azúcar que fibra)
  • Sé curioso, siempre
  • No te tomes tan en serio. A nadie le importa, en verdad.
  • De hecho, siempre que puedas, haz un poquito el ridículo. Te mantiene los pies sobre la tierra
  • Pero eso sí, sé muy serio en tus decisiones
  • El corazón es resiliente, así que no te amargues si te rompieron el corazón. Te va a pasar mil veces y de todas de vas a reponer, te lo prometo
  • Así que no te cierres, que después de tanta madriza, llega la excepción. A mi aún no me llega, pero lo he visto en otros casos, así que me mantengo optimista
  • Lávate los dientes y ponte bloqueador solar
  • Casi todas las apps de citas son para conseguir amantes, así que usa condón
  • Nunca dejes de aprender, a coser un botón, a poner una llave de agua, a freír un huevo. Mientras más cosas sepas hacer, más preparado para la vida estarás
  • Aprende todo lo necesario sobre el SAT, el Infonavit y la ley del trabajo
  • Elige la vida que quieras y defiéndela, ¡es tuya!
  • La edad solo es un número, no te claves
  • Y lo más importante es, ¡disfruta tu vida! No vas a salir vivo de ella

No lo sé todo y eso me funciona, me gusta saberme ignorante de muchas más cosas de las que puedo tener alguna certeza, pero comparto esta lista para quien le sirva, además que la vida con listas es más divertida. No diré que ojalá hubiera sabido antes todo lo que puntualicé anteriormente (y lo que no alcancé porque seguro hay mucho más) porque nadie escarmienta en cabeza ajena. Pero digamos que si bien no le estoy pasando a nadie la copia, sí le estoy diciendo qué viene en el examen.

Ya quiero aprender qué me deparan los 30s que voy a enlistar en los 40s, si es que llego.

¡Qué emoción!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s